keyboard_arrow_left Volver
"Let us shine": El poder de las fangirls
  • Publicado el: 08 · March · 2022
  • Por: Editor
  • Actualizado el: 23 · February · 2024

Las fanáticas son una súper fuerza dentro de la industria musical. Desde la Beatlemanía hasta Army de BTS, las fangirls han sido juzgadas e incomprendidas por su pasión por sus artistas favorit@s, solo porque estos espacios son -en su mayoría- femeninos y por eso, no son tomadas en serio.

Por Constanza Vega Tapia

Dando un paso al costado de esa estigmatización, se logra destacar su poder dentro de la comunidad de la música. Son más que solo fans: difunden información sobre las bandas o cantantes que apoyan, integran nuevas formas para que est@s alcancen el éxito, popularidad y reconocimiento; e incluso se organizan para causas sociales y de género.

Para las fangirls la música es mucho más que un pasatiempo, es su espacio seguro, y deben sentir la libertad de disfrutar de ello.

 

Históricas

 Obsesionadas, histéricas y locas”. Esos son algunos de los apodos que reciben las fanáticas apasionadas -o más conocidas como fangirls- solo por mostrar apoyo a artistas. Sus gustos han sido invalidados a lo largo de los años por ser considerados inmaduros e irracionales, pero la realidad es que su gran comunidad va más allá de edades, características sociales y distancias alrededor del mundo.

La periodista especializada en música pop, Patricia Godes, lo afirmó para el Periódico Diagonal en 2013: “Es un hecho histórico que los grandes de la música popular fueron descubiertos por público femenino”. Desde el inicio de la historia de la música, han estado presente, pero invisibles al mismo tiempo.

y oigan también, cuando van a reconocer que las fangirls son las que mantienen a la industria de la música con vida? prácticamente todos los artistas que han dejado huella en la historia musical es pq detrás de ellos hubo fans (mujeres en su mayoría) dispuestas a apoyarlos?

— v🍊 (@veebyblue) July 22, 2021

 

Podemos hablar de la Beatlemanía de los ‘60s y cómo este movimiento visibilizó las acciones de las fangirls: con actividades que van desde asistir a los shows hasta realizar campañas para promocionar a sus artistas favoritos. 

La modalidad era muy parecida en todos los fan clubs de distintas ciudades del mundo. Correr de un lado a otro para pedir canciones en las radios era algo usual y una de las tácticas más eficaces para aumentar la popularidad de l@s cantantes o grupos. 

La organización aumentaba aún más cuando se anuncia un concierto: salen desde la madrugada con la esperanza de conocer a l@s artistas o llegan muy temprano a los venues para estar más cerca del escenario. Todas se esfuerzan por vivir la mejor experiencia organizándose junto a otras mujeres. Al final, la unión es el cariño por l@s artistas y su música.

Estas mismas costumbres se han mantenido por décadas entre las fangirls, pero son invisibilizadas al ser consideradas exageradas o infantiles. Lo cierto es que siempre han habido fanáticas adolescentes, pero también hay adultas de todas las profesiones y oficios. 

Recordamos a las fanáticas de Backstreet Boys, Luis Miguel y Alejandro Sanz -entre otr@s- quienes llevan años dedicando su tiempo en sus fandoms, o las fans de Iron Maiden o Metallica, quienes se imponen dentro de un espacio mayoritariamente masculino para apoyar a sus bandas favoritas.


 

La nueva era 

Al llegar la conectividad y las redes sociales, las reuniones presenciales fueron reemplazadas. Ahora la información está a un click de distancia y de forma instantánea pueden saber qué está haciendo ahora mismo su cantante favorit@. 

Así los fan clubs fueron transformándose en fanbases o cuentas donde las fanáticas trabajan para entregar cada día nuevas actualizaciones de l@s artistas.

Gracias al Internet, las fangirls también han adoptado nuevas formas de integrarse al mercado musical. Con la creación de tendencias en Twitter, haciendo streaming a canciones o videos musicales, y votando en premiaciones, ellas han sido las responsables de muchos de los triunfos de sus intérpretes preferid@s

Aunque eso no es todo. El impacto de las fanáticas ha llegado hasta instancias sociales, han protagonizado donaciones millonarias y se han involucrado de campañas políticas.
 

Tal es el caso de ‘One In a Army’, un colectivo internacional conformado por voluntarias del Army de BTS que cada mes organiza proyectos a beneficencia. Gracias al aporte de distintas fangirls alrededor del mundo, han llevado a cabo más de 40 instancias que incluyen aportes a Black Lives Matter, Unicef y campañas para combatir la pobreza.

 

Las fangirls saben que las mujeres que trabajan en la industria musical también están en desventaja. La estigmatización de lo femenino afecta de igual forma a aquellas que cumplen labores en este espacio, por lo que han usado su alcance para crear espacios, como Girls Behind The Rock Show y Amplify Her Voice, los que se enfocan en entregar recursos y mostrar oportunidades a trabajadoras del rubro o estudiantes que estén interesadas en ingresar a la industria de la música.

En Chile, Ruidosa es una comunidad que se ha centrado en celebrar “las voces de mujeres y disidencias en la música e industria creativa”. Con Francisca Valenzuela al mando, buscan impulsar la participación femenina mediante foros, talleres y el Ruidosa Fest.

Nunca voy a entender porque el mundo odia a las niñas y hacen que se odien por sus gustos (musicales o de literalmente cualquier cosa) AH PERO las fangirls literalmente sostienen la industria musical csm

— Pamela Moreno (@pamelaamorenoo) January 20, 2021

Directioners, Harries, Louies, 5SOSFam, Swifties, Army, Arianators, Beliebers, entre muchos fandom más. Las fanáticas han traspasado toda barrera para dejar su huella dentro de la historia de la música. Las fangirls son parte del pasado, presente y futuro de la industria musical.


¿Te interesa ver más material sobre este tema? Te dejamos recomendaciones de libros y documentales relacionados:
 

  • “Fangirls”, de Hannah Ewens
  • “Amigas de lo ajeno”, de Javiera Tapia
  • “Miss Americana”, de Taylor Swift
  • “Fangirl Fantasy”, podcast de Julie Russell.
  • "Rock She Wrote: Women Write About Rock, Pop and Rap", Evelyn McDonell.